De cháchara con la luna

Estoy harto, luna.
Tú, hoy estás llena, yo, estoy ahíto de beber en las fuentes de la tristeza, cansado de perder una y otra vez el último tren. Yo no sé tú pero se que yo merezco más que un empacho de dolores, merezco más y voy a salir a buscarlo ahora, hoy, en la luz de tu noche.
Estoy cerrando etapas oscuras, luna; ya no busco escaleras para subir a robarte tu belleza, ya ni siquiera hago locuras no sé si por sensatez o por pereza. Quiero que sepas que te observo todas las noches y que sé que me mientes a diario, pero no me importa, ya casi nada importa, es lo que tiene tanto ir y volver y tener el pantalón raído de sentarme en los bancos de las estaciones esperando otro último tren al que asirme.
Estoy dormido, que como tú ya sabes no es igual que estar durmiendo, pero tengo los ojos abiertos, abiertos y secos, secos e irritados, irritados de ver idiotas y de contar ovejas para reconciliarme con el sueño… con el sueño, no con el descanso.
Estoy borracho de tu belleza, luna, acostumbrado a sanar mi resaca en las fuentes de la mañana que vierten tristes aguas por los siete caños del destino.
Y volver a empezar otra noche más; nada más verte salir lo olvido todo, pero dime, ¿de dónde sacas las pelas para salir todas las noches, de dónde sacas las fuerzas para mostrarte tan altiva y tan lozana y tan…, lunática, de dónde sales y por dónde?
Y para eclipsar tu belleza no se me ocurre otra cosa que cantarte y contarte y hablarte…, dices que traes buena suerte a quien mantiene largas chácharas contigo. Por intentarlo no pierdo nada excepto la poca paciencia que me queda en mi botella medio vacía; no creo que seas sincera, no, no lo creo, nunca lo eres, a lo mejor también por eso te quiero, luna, porque no te creo y no soy correspondido y tal vez ese rechazo sea otra de tus mentiras.
Solo tú puedes traer, atraer, procurar dicha a los llantos, solo tú, luna llena que llenas de luz y de belleza hasta los más oscuros ocasos, solo tú, luna, eres mi luna.
No me hagas mucho caso, ya me conoces, luna, es tan solo que no se me puede dejar solo…, ni acompañao.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s