No he sido bueno he sido el tonto el haba

Queridos reyes magos.

No os molestéis en venir por mi casa, no he sido bueno y no he hecho propósito de enmienda para serlo al próximo año.

Estoy preparado para recibir otra decepción y este año no he puesto manzanas ni anís junto al árbol, ¡ni leche, ni leches!, os he puesto acelgas hervidas y no les he agregado ni una gota de sal, para que veáis que yo también sé joder la marrana. Me cansé de esperar el scalextric que pedí a los trece años cuando me dejasteis unos calcetines, ya no lo quiero. Ni tampoco quiero el ibertren que os pedí a los 14, os engañé, jamás me gustaron los trenes, lo pedí para que me trajerais el scalextric pero trajisteis un abrigo. El cuello picaba y era de botones cuando sabéis que siempre preferí las cremalleras. A los quince os pedí que me mirara con ojitos dulces mi vecina del quinto y para San Antón se cambio de barrio, aunque visto con buenos ojos, siempre fue mejor la mudanza que no le saltarais un ojo; ese año me trajisteis un libro, una mierda de libro, un tocho aburrido interminable e incomprensible que usé para pegar sellos. Cada carta que os envié se convirtió en sueño inalcanzable, en frustración.

Dejé de escribiros pero vosotros erre que erre, todos los años a atiborraros de manzanas, a beberos la leche a comeros el pan de los pobres. Un jersey de lana de color verde, mi color desapreciado y desestimado. Unas botas camperas dos números más de lo que yo calzaba para que me duraran varios años. Una bata de felpa un invierno que no hizo frío. Un despertador con solo una canción, el toque de diana, para que no llegara tarde al instituto.

No sé como habéis logrado mantener el curro 2015 años con lo mal que lo hacéis, ¿es que vuestro jefe no tiene ojos en la cara?, ¿se los habéis saltado en vez de cambiarle el barrio?, o ¿es que además de ineptos sois de esos pelotas que les ríen las gracias a los superiores y les invitan a cenar?

Nunca lo que quiero, siempre lo que quieran. Una corbata, una colonia de imitación, unos calzoncillos Abanderado para sentir picor en los adentros el día más señalado. ¿Es que todo lo que traéis tiene que empezar por “c”? ¡Cerdos, capullos, cabrones!

Este año no traigáis nada, venid con el saco vacío y llevaros a esa puta luna llena que con su luz no me deja dormir y me desvela, que me marea con sus mareas, que se ríe de mis fracasos y se alimenta de mis decepciones. Cogedla y hacedla desaparecer en el fondo del mar para siempre y quedaos allí con ella y con las llaves. El año que viene intentaré ser mucho menos bueno, eso será lo menos malo, y os pondré wasabi en la leche que me han dicho que es muy bueno para la próstata y las acelgas serán sin hervir y servidas con chile y guindillas para que os pique el culo y os salgan almorranas.

Queridos reyes magos, abdicad de una puta vez, dejad el trono a vuestros hijos y jubilaros que hay mucho paro y ya está bien de chupar del bote. Preparad al milímetro vuestra muerte y vuestro entierro y yo por mi parte os prometo que no volveré a pisar un escenario y que me convertiré en rana si me besa la princesa con la boca llena de nata de vuestro roscón.

Roscón de reyes que pago yo porque siempre me toca el haba. Nunca rey, ni siquiera por un día.

Seré tonto el haba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s