Felicidades mamá

Imagen 003

Rosalina Novella Antón, hoy 27 de Enero del 2015 cumple 80 años.

Así es la vida, te he oído decir muchas veces.

Y es verdad, así es, injusta, traidora y cruel. A unos los trata mejor, a otros peor, a algunos cero grados, ni frío ni calor. Yo no me puedo quejar, si protesto es por ti, a mí la vida me trató bien hoy hará 80 años. Se portó bien conmigo aun sin yo haber llegado al mundo. La vida te trajo a ti a la vida y eso me dio a mí la posibilidad de existir.

Ya llegarás a mi edad me repites constantemente. Ojalá, ojalá llegue a tu edad y pueda comprender mejor muchas situaciones, actuaciones y decisiones que ahora mismo no tengo capacidad para entender.

Hoy, con importantes achaques pero cumples ochenta primaveras, bueno, no, para la primavera faltan dos meses, sería más acertado decir que cumples inviernos. Como regalo te deseo que pronto tengas fuerzas y valor para salir de casa e ir todos los días a la solana, como corresponde a tu edad y compartir allí con otras personas esos alifafes y otras experiencias, comentar aventuras y desventuras de la vida y regresar a casa al mismo tiempo que los nietos para comer con ellos. Espero que tengas ánimo para ir todas las tardes al parque para charlar allí con algún conocido de antaño de los tiempos remotos y de los buenos momentos vividos.

Y no olvides que la vida, además de darte unos cuantos empellones y de ponerte unas cuantas zancadillas, también te ha dado alegrías y como buen tahur debe de guardar escondidas en la manga algunas alegrías más.

Tienes dos hijos, cinco nietos y una bisnieta, a esas ocho personas debes darles todavía mucho cariño, brindarles muchas enseñanzas de esas que no se enseñan en los colegios sino que solo la vida las enseña, tienes que estar junto a ellos (a nosotros) muchos años más para que con tu sola presencia se sientan (nos sintamos) arropados.

Has trabajado mucho en esta vida, demasiado, has peleado hasta lo indecible por tu familia y por tus hijos, te has ganado a pulso todo lo que has conseguido, pero no te relajes, no está todo hecho, todavía te quedan faenas a las que acudir, tienes que seguir luchando, como antes. No por ti, o no solo por ti, también por nosotros, todavía te necesitamos.

Para terminar, supongo que recibirás o ya habrás recibido una sonrisa del cielo, si claro, él no podía dejar de felicitarte un año más, si sales a la calle y miras hacia arriba lo verás, yo lo estoy viendo ahora, su sonrisa, sus ojos garzos, su callado silencio. Y también un mensaje: “No tengas prisa mamá, yo puedo esperarte muchos años más, ahí abajo te necesitan más que yo aquí arriba”.

Hazle caso, mamá, como siempre.

Así es la vida, hoy no puedo ir a abrazarte, ya sabes, el trabajo, las distancias…, pero iré pronto te lo prometo y te daré el abrazo más grande del mundo, feliz cumpleaños y que cumplas muchísimos más.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mamá con mi hermana, Inma y con mi hijo mayor, Alejandro.

Anuncios

2 comments

  1. Es tan emotivo y bonito. El amor a una madre. Que tanto ha dado y soportado. Poco más se puede decir. Un abrazo Ángel y otro a tu madre. Gerardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s