PORQUE LAS COSAS CAMBIAN

 

Emprendemos viaje a ciegas con el equipaje de la ruina y la rutina. Vamos estacionando paradas y callando inconveniencias porque sabemos que nos vigilan permanentemente, sin tregua, ni descanso, ni piedad.

Y no obstante a lo largo del trayecto las cosas cambian y descubrimos los espejismos que no buscábamos a golpe de certera realidad incierta. De repente sin aviso previo nos percatamos de que las cosas cambian, de que nada es para siempre ni hay muela que cien años duela. Percibimos que ni siquiera lo eterno es para siempre. Y me convenzo de que tú tampoco eres para siempre, ni para siempre soy yo, ni siquiera juntos tú y yo somos eternos. Los aromas cambian y los cuerpos se pudren.

El reflejo en el azogue del espejo se me borra y me confunde y la confusión se difunde en pantomimas de marionetas de cartón mojado. La soledad derriba mis naipes al descubrirme que la libertad no existe aunque algunos la soñamos, la imaginación no tiene límite, el amor no existe aunque algunos lo escribimos del mismo modo nesciente que describimos soles cautivos en las faldas de la luna.

Y las cosas van cambiando de destino, de lugar, de aspecto. Porque ayer era un joven imbécil y hoy soy un imbécil viejo. Y como tanto he cambiado, por si algún día decides volver, quiero que sepas que yo te estaré esperando para plantar ese amor que no existe, para vivir la libertad que solo se sueña y no se alcanza.

Porque las cosas cambian y para que no todas cambien, ahora que no me quieres te sigo amando con locura desmedida, ya sabes, ya me conoces, lo mío siempre fue la rebeldía y llevarte la contraria. Quizá vuelvas siendo mi Penélope y yo tu Odiseo que ahuyente a todos tus pretendientes. Como las cosas cambian tal vez una noche entre los días seas mi musa, la musa que me inspire el corazón que de las otras tengo muchas.

Y por si vuelves y como las cosas cambian, para que puedas reconocerme a pesar de los cambios te presentaré mis credenciales. Sigo haciendo todo al revés, no me visto por los pies ni me desnudo por la boca porque solo miento cuando digo la verdad. Me encontrarás disfrazado de camaleón para poder subdisfrazarme y desdisfrazarme a mi antojo, para hacerme invisible y ser viento.

Sigo siendo el necio omnisciente que fui pero porque las cosas cambian, ahora ya no le tengo miedo a la oscuridad si es Venus quien me ilumina y duermo bien todas las noches que duermo y ya no me angustian las cortinas, ya no pueden provocarme pesadillas, su amargo oscilar no me paraliza, no me quedo quieto, la música no se me acaba y en mi espalda queda espacio para nuevas travesuras.

¡Cómo cambian las cosas! Ya te lo dije, un buen escritor nunca debe utilizar la palabra cosa en sus textos y yo un buen puñado de veces la he usado en este relato por la cual deduzco que no soy un buen escritor. Pero las cosas cambian y quizá un día lo sea si tengo el talento y la musa y la chispa necesaria.

Las miradas son insignificantes, la lluvia ya no daña mis neuronas. Si vuelves a regresar no entenderás mis facciones, ni mis acciones, ni mis inacciones, no entenderás mis rimas discordantes ni mis risas malsonantes; solo volverás a ver lo de siempre, lo que las cosas no cambian. Un tipo vulgar mirándose al espejo con un abanico en el ombligo, con el corazón en pedazos, con el alma quebrada, con la boca aguardando a tus labios.

Y sin embargo las cosas cambian y mañana quizá amanezca más temprano y cambiado y al salir de la ducha solo sea un corazón vulgar mirándose en el abanico quebrado de tus labios, un alma en un espejo hecho pedazos, una boca aguardando tu ombligo quebrado. Y es que el mundo da muchas vueltas insensatas y las cosas que no se caen…, cambian.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s