Cada cumpleaños es irreversible

Imagen 013

 

 

Anclado en la memoria está el calendario y varado en el alma está el recuerdo. Si la vida es fugaz, cada cumpleaños es irreversible, si en nuestras copas al brindar se oculta un abismo encubierto alzaremos el destino envuelto con burbujas que acaricien nuestro paladar en blanco y negro.

            Ya no hay luz para escuchar nada y sin embargo todo está cada vez más claro. Si no cumplí con el guión pactado y te lastimaron mis torpezas, con las cenizas de la primavera construiremos otro verano. Como hiciste tú que construiste piedra a piedra con manos modestas unas nuevas vidas.

            Hace poco tus ojos vinieron a mí por sorpresa. Ya sé que tú lo sabes pero quiero contártelo. Era un recital de poesía, una reunión informal y familiar, denominaciones que adquirió debido a la poca afluencia de público. La poetisa advirtió que en el texto que iba a recitar había alguna palabra complicada y explicó, entre otras, el significado de la palabra zarco. Ya imaginarás lo primero que vino a mi mente y comprenderás el sarcasmo de mi sonrisa.

            Aquella tarde como todos mis días he dedicado mis esfuerzos e ilusiones a intentar merecerte siquiera un poco. Escribir es locura que distrae rasguños y mientras busco versos que evoquen imágenes de los días en que cruzábamos sin remos los puentes del amor, me reflejo en el estanque, glauco en esta ocasión, no zarco. Nos reflejamos todos, presentes y ausentes, en esas aguas de palabras hondas, en esas ondas concéntricas que se abren en preludio de otros  tiempos.

            Repito tu nombre hoy y siempre, alzo el cristal de la nostalgia como cada final de junio, brindo en silencio y en mi pecho percibo el aroma de la higuera y el ruido de las aguas bravas de la acequia y tu sonrisa silenciosa, bonachona y feliz.

            Bebo los suspiros al sur del firmamento. En la cocina el ruido de la cafetera anuncia tu presencia, ¡qué dulce paradoja el aroma del café en las oquedades del vértigo! ¡Qué metáfora de plata en tus párpados entonando argumentos con antífonas solemnes! ¡Qué ironía del destino embriagarme a solas frente a las estrellas y que me abracen tus alas para dormirme al calor del pecho de un  ángel del cielo!

            Y mañana será otro día de otro mes y seguirás ahí, ondeando la bandera argéntea y zarca, engendrando ternura con el roce de tus labios.

Anuncios

One comment

  1. Como siempre al hablar sobre tus padres, tus palabras son de una profundidad, de una emotividad y una belleza conmovedora. Poco se puede decir a lo que uno dice con el alma a sus seres queridos… Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s